Escuela Infantil Chiquitines

Lactancia-Materna-Escuela-Chiquitines

La Mejor Manera de Cuidar a tu Niño con la Alimentación

La alimentación de un niño viene ofrecida por la madre de un bebe a través de los senos, los cuales segregan leche a partir del parto. Esta forma de alimentarlo sería la forma habitual durante los dos primeros años del nacimiento del pequeño.

La leche de la madre contempla los diferentes elementos nutrientes que cualquier niño debería tener en los seis meses de vida, por lo cual esta sería el único alimento. Dentro de la Escuela Chiquitines se cuida y apoya a continuar con la lactancia materna, debido a que es de gran importancia en la alimentación de tu bebé.

Hay diferentes libros para sacar ideas avanzadas sobre la alimentación materna, como por ejemplo el libro “La alimentación del lactante y del niño pequeño”, escrito que nos ayudaran muy bien si queremos sacar información para la alimentación de nuestro niño.

En Escuela Chiquitines os ofrecemos diferentes ideas de cómo extraer, conservar y administrar la leche materna.

¿Cómo sacar la leche a partir de los seis meses?

A partir de los seis meses el niño necesitará obtener más leche que la que la madre puede darle, y el aporte calórico mínimo diario no debe bajar del medio litro diario. Las tomas de los niños deben ser de cuatro o cinco diarias y a partir de entonces se irán reduciendo de forma progresiva.

A partir de los dos años la lactancia materna se debe de mantener como mínimo dos años.

¿Cómo sacar la leche materna?

Hay varias formas de extraer la leche de la madre y cada madre debe elegir la manera que más conveniente sea para ella.

Estas formas serían:

  • Extracción manual
  • Extracción con sacaleches manuales
  • Extracción con sacaleches eléctricos

Hay varias formas de extraer la leche de la madre, una de ellas sería con el mismo colector de sacaleches, la forma es sacar de forma rápida y llevarla a una nevera.

¿Cuál es la mejor forma de almacenar la leche?

Generalmente es necesario saber unas normas de almacenamiento y conservación de la leche materna, seguidamente iremos indicando los pasos a seguir.

  • Una buena higiene de las manos que se dispongan a tocar la leche, especialmente las que se dispongan a tocar el pezón.
  • Una vez extraída, la etiquetamos y la ponemos fecha y hora de haberla extraído.
  • Cuanto la sacamos de la madre la ponemos rápidamente en extracción. En ocasiones puede estar bastante bien congelarla.
  • Cuanto menos cambio de temperatura mucho mejor.
  • La recomendación será guardar entre 60-120 ml. en la nevera o congelador, cantidad útil para el niño. Esta toma puede la cantidad útil para el niño, lo que sobre de esta cantidad se deberá tirar.
  • Cuando queremos sacar deberemos sacar la que sea más antigua.

¿Cómo descongelar la leche para el bebé?

Hay muchas cosas para poder descongelar la leche para un niño, lo ideal es descongelarla lentamente, sacándola la noche anterior de la nevera.

Una vez descongelada lo suyo es removerla suavemente, mezclándola bien antes de que él bebe la tome.

Una vez sacada del congelador lo que podemos hacer es guardarla 24 horas en la nevera, si al contrario la calentamos lo que podemos hacer es que el niño tome la leche que quiera, y de esta manera tirar lo que sobra.

En otras ocasiones la leche toma un olor y color un poco rancio, esto es principalmente por la lipasa, una encima que lo que hace es la digestión de las grasas.

La leche con el máximo de sabor

Hoy en día es prácticamente imposible superar la calidad de la leche fresca, sin duda es la mejor leche que se le puede ofrecer a un niño.

Otros elementos como la refrigeración, congelación y el calentamiento, son elementos que al tener la leche a altas temperaturas le van quitando tanto el sabor como la mayor parte de las diferentes propiedades de la leche.

La leche fresca es la que debe usarse en primer lugar, siempre que se pueda ser. A continuación, sería la leche refrigerada y por último será la leche descongelada.

Al continuar navegando por la web aceptas el uso de cookies. Más información.

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar